Consejos para que tu pelo brille como nunca


Cómo hacer que tu pelo este brillante


Hidratación

Sabemos que hay muchas razones por las que el pelo puede perder brillo. Dos de ellas son el exceso de humedad y la falta de proteínas, que son un problema constante pero de muy fácil solución. La coloración artificial del pelo, así como los aparatos de calor, le roban el brillo al pelo y hace que se estropee con más facilidad. Es importante realizar un tratamiento hidratante una o dos veces por semana, dejando actuar el producto durante al menos media hora. Puedes hacerlo en casa utilizando aceites capilares, algunas ampollas hidratantes o tu acondicionador habitual.

Secar correctamente
Cuidar bien el pelo no es lo único que le aporta brillo, también debemos aprender a secarlo de manera correcta. Es esencial que dejes secar el pelo un poco al aire libre antes de usar el secador o que le quites bien la humedad primero con una toalla, ¡evita usar el secador con el pelo totalmente mojado! Después, seca el pelo de manera que la corriente de aire vaya desde la raíz hasta las puntas. Así conseguirás que la cutícula de la superficie capilar se cierre y que tu pelo brille más. Además, no te olvides tampoco de aplicar algún tipo de protector capilar contra el calor.

Productos con agua micelar: la solución para revitalizar tu pelo

Este producto tan refrescante y efectivo también existe en productos para el pelo. De hecho resulta una gran opción a la hora de devolverle hidratación a nuestro cabello. Un shampoo, acondicionador o spray que contiene agua micelar limpia en profundidad y elimina las impurezas sin resecar ni resultar agresivo. Nutre e hidrata el pelo de manera rápida y sencilla.

Alimentación sana

Lo que ingerimos influye en la estructura interna del pelo y, por tanto, en su brillo. Se dice que el estado del cabello es un reflejo del estado general en el que nos encontramos. Una alimentación equilibrada y rica en proteínas, vitaminas y ácidos grasos Omega 3 es vital para nuestro cabello, ya que estas sustancias actúan como una cura desde el interior. Por ello, en tus platos nunca deberían faltar ingredientes como pescado azul, frutos secos, frutas y verduras.

También es importante dormir las horas recomendadas y estar relajada. El estrés provoca, a la larga, que el pelo se vuelva quebradizo y opaco.