Los remedios para eliminar las manchas solares en la piel


La forma más eficaz de eliminarlas


Por suerte existen varios remedios caseros. Te contamos todo para olvidarte por fin de las manchas provocadas por los rayos del sol de verano

A menudo, es imposible eliminar por completo las manchas solares que aparecen en la piel. Generalmente, desaparecen después de un tiempo con la ayuda de cremas específicas, pero luego pueden reaparecer tras una nueva exposición al sol.

Además de evitar la exposición al sol o exponerse solo con un factor de protección UV muy alto, uno de los métodos más eficaces para prevenir o eliminar las manchas solares es el uso de cremas aclarantes o lociones específicas. Te recomendamos consultar siempre al dermatólogo para que te indique cuál es la mejor solución para tu problema.

Además de las cremas cosméticas antimanchas, existen tratamientos dermatológicos más específicos, desde la crioterapia hasta el peeling despigmentante, pasando por el láser o la luz pulsada. Estos tratamientos bloquean la producción de melanina para hacer que la mancha desaparezca, y es aconsejable evitarlos en verano y seguirlos solo después de haber consultado con un especialista.

Remedios naturales contra las manchas de la piel

Además de las cremas y tratamientos dermatológicos específicos, también existen remedios naturales eficaces para eliminar las manchas causadas por la exposición al sol y para evitar su reaparición.

Jugo de limón, si se aplica sobre la zona afectada tiene un fuerte poder antiinflamatorio. Si quieres hacer la mezcla aún más delicada y beneficiosa para tu piel, combina el jugo con agua de rosas.

Bicarbonato de sodio y almidón de maíz: haz una loción con estos dos ingredientes, agua tibia y jugo de limón. Aplícalo durante 15 minutos sobre la manchas y notarás los resultados.

Aceites esenciales, en particular el aceite esencial de apio y el de semillas de zanahoria, aunque no siempre son fáciles de conseguir. El mismo efecto se logra con el agua de rosas, el aceite de rosa mosqueta o el gel de aloe vera

Además de utilizar las lociones a nivel tópico, puedes tomar infusiones aunque su acción es menos potente.