Make up de ojos verdes, consigue una mirada perfecta


Cómo maquillar los ojos verdes según la ocasión


Maquillaje del día a día

Natural y luminoso, esas son dos de las reglas básicas que todo maquillaje de día debe cumplir. A diferencia de otros tonos, el verde suele tender a tonalidades secundarias, como el marrón o el azul y, por tanto, en función de ello, debemos elegir colores acordes. Ten en cuenta que los ojos verdes con toques marrones se ven mucho mejor con tonos morados o berenjena, mientras que los verdes azulados resaltan mucho más con colores melocotón o tonos rojizos y anaranjados.

Te recomendamos huir de los tonos similares a los de tus ojos, porque no resaltarían su belleza y particularidad. Trata de usar una base de cobertura media, simplemente para neutralizar rojeces e igualar el tono de la cara y el cuello. Este look natural es ideal para cualquier ocasión, desde ir al trabajo hasta salir a dar una vuelta.

Como te hemos comentado anteriormente, lo ideal es usar tonos acordes a tu subtono, variando entre rojos, naranjas y morados. Puedes recurrir a colores y sombras con un poco de shimmer. Aunque no todos estos colores están en las paletas básicas, que suelen tirar más a los marrones o beige, existen muchas opciones que incluyen tonalidades afines a los ojos verdes.

Lo mejor, para seguir con este estilo natural, es que el delineado sea muy fino y, preferiblemente, con el mismo color que has usado de sombra en una tonalidad más oscura para resaltar el brillo de tu iris. Para terminar, aplica rímelo máscara de pestañas, preferiblemente de color negro, para poner énfasis en los ojos verdes.

Maquillaje de noche para ojos verdes

Resaltar los ojos verdes en un look de noche o de fiesta es muy sencillo, sobre todo porque este color llama la atención por sí mismo. Si usamos sombras moradas oscuras, rojas intensas, púrpuras e incluso doradas, conseguiremos intensificar el color natural del iris, haciendo que toda la atención y el protagonismo se centre en esos ojos verdes.

Eso sí, no te olvides de los toques finales, el delineador y el rímel darán ese plus que tu look y tus ojos verdes necesitan. Solo hace falta que escojas alguna de estas opciones y estarás lista para cualquier fiesta.

– Tonos bronces y marrones. Los tonos bronce o marrones son la opción perfecta si lo que buscases que tus ojos brillen por sí mismos. Al ser colores más naturales, dulcifican la mirada y suavizan los rasgos. Si no quieres renunciar a la naturalidad, pero a la vez quieres que se vea que tu maquillaje es un look de noche, no te cortes, aplica sombras metalizadas o con brillantina en tonos dorados que, con un delineador negro, harán que arrases.

– Sombras burdeos o púrpuras. Si lo que quieres es potenciar tus ojos verdes al máximo, los tonos burdeos o púrpuras son tu mejor aliado. Enmarca tu mirada con el mismo color en la línea inferior de las pestañas y, ¡listo!

– Smokey eye. Los ojos ahumados nunca fallan. Esta opción clásica favorece a todos los colores de ojos, aunque hay que tener especial cuidado en la selección de tonalidades. Los colores negros, aunque combinan con todo, endurecen mucho la mirada, por lo que te recomendamos combinar con otras tonalidades, como el dorado o el beige.