Todo sobre el ácido hialurónico en los labios


Todo lo que debes saber y lo que debes evitar


La aplicación de ácido hialurónico en los labios es, sin duda, una de las técnicas más demandadas en medicina estética. Este tratamiento, que aporta volumen, definición y armonía a los labios, se ha perfeccionado con los años y se ha convertido en toda una tendencia. Si estás pensando en aumentar el tamaño de tus labios y reducir las arrugas que los rodean esto te interesa.

Al ser una sustancia segregada por nuestro organismo de forma natural y está presente, sobre todo, en las articulaciones, el cartílago y la piel–, el ácido hialurónico es una sustancia utilizada en numerosos procedimientos de estética. Por este motivo, los resultados son muy satisfactorios, la aplicación es muy segura y los efectos secundarios son muy poco comunes.

El relleno de labios con ácido hialurónico es un procedimiento muy poco invasivo por ello, un método muy fácil y muy rápido que, por supuesto, se debe realizar siguiendo una serie de consejos y recomendaciones. Así, los expertos aconsejan que el ácido hialurónico se aplique respetando la forma natural de los labios. Es decir, si bien es el método idóneo para darles volumen, corregir irregularidades y darles una forma más armoniosa y carnosa, no se debe aplicar por fuera de la línea natural. Esto permitirá que el resultado final sea natural y encaje con nuestros rasgos faciales.

Al ser un tratamiento que no requiere de intervenciones quirúrgicas, sino simplemente de una serie de inyecciones o infiltraciones que no necesitan anestesia, el relleno de labios no exige reposo posterior ni incapacita al paciente a vivir su vida posterior con normalidad.

Su forma de aplicación se trata de inyecciones muy rápidas cuyo resultado se puede ver casi de forma instantánea. Esto permite diseñar y remodelar el labio sobre la marcha.

Las inyecciones de ácido hialurónico son indoloras y, además, tampoco provoca molestias en los días posteriores.

La aplicación de ácido hialurónico en el labio ayuda a reducir las manchas y el exceso de pigmentación de las zonas que lo rodean, consiguiendo que la piel mantenga la hidratación, se vea más tersa, más suave y más jugosa. Además, cumple una función preventiva ya que, al entrar en contacto con el colágeno y elastina de nuestra piel, consigue que se mantenga más tersa y frena la aparición de más arrugas en la zona del labio.