Remedios caseros para ayudarte a dejar de fumar


Claves para dejar de fumar y evitar la ansiedad


A pesar de las infinitas ventajas que dejar el tabaco tiene para nuestro organismo, hacerlo definitivamente no es fácil. Estos remedios caseros pueden ayudarte a calmar tu ansiedad.

El ginseng: esta planta medicinal con numerosos beneficios para la salud, es también capaz de aliviar la ansiedad que provoca dejar de fumar. El ginseng reduce la liberación de dopamina, una de las hormonas encargadas de producir placer a través de la inhalación de nicotina. Puedes consumirlo en infusión o en cápsulas, el ginseng, además, te ayudará a mantenerte despierta y activa.

Regaliz: no solo ayuda a desintoxicar y eliminar las toxinas que deja el tabaco en el organismo, también sirve para que se atenúen las ganas de caer en la tentación. Puedes tomarlo en esta infusión de regaliz, menta y anís

Valeriana: esta hierba es conocida por sus propiedades calmantes, especialmente útiles para aliviar el nerviosisimo provocado por la falta de tabaco. Puedes tomarla en infusión o en comprimidos. Además reduce las ganas de fumar.

Jengibre: esta planta no solo ayuda a reducir la ansiedad y los nervios provocados por la falta de nicotina, también mejora las molestias digestivas que pueden aparecer en las primeras fases desde que decides dejar de fumar. Una infusión de jengibre puede ayudarte a sentirte notablemente mejor y a evitar el nerviosismo provocado por la falta de tabaco. También favorece la eliminación de toxinas. Te recomendamos la infusión de jengibre cítrico, mezclado con cáscaras de naranja y menta.

Practica ejercicio: practicar deporte es una idea perfecta para sustituir el cigarrillo. Ponte las zapatillas cuando sientas necesidad de fumar, no solo notarás que tienes mucha más capacidad pulmonar y resistencia, sino que también empezarás a sentir como tu cuerpo te agradece el sustituir el tabaco por la actividad física. El deporte también es capaz de regular la ansiedad provocada por la falta de nicotina y, además, ¡es gratis! Te sobran los motivos para empezar a adoptar este hábito tan saludabe. Puedes optar por dar un paseo largo, correr unos 30 minutos o hacer deportes como el yoga o el pilates que te ayuden a encontrar la calma que tanto necesitas.