Todo sobre el yoga, una saludable disciplina


Te contamos por qué está práctica puede ser buena para ti


El yoga ayuda a flexibilizar tu cuerpo

El yoga es un ejercicio progresivo, el primer día no podrás tocarte la punta de los pies con los dedos, pero a medida que sigas entrenando verás como cada vez tu flexibilidad es mayor y estás mucho más cerca.

Te fortalece por dentro y por fuera

El yoga es un deporte perfecto si tu objetivo es fortalecer los músculos, pero también ayuda al sistema inmunológico a hacerse más fuerte. Muchas de las posturas de esta disciplina fomentan el buen funcionamiento del metabolismo y del sistema circulatorio

El yoga es un entrenamiento completo

No hay músculo que no se ejercite con el yoga. Todo tiene su postura para ser trabajado con esta disciplina. Con algunos ejercicios de yoga incluso podrás trabajar el suelo pélvico

Es un ejercicio de bajo riesgo

Si eres runner, por ejemplo, sabes que tus articulaciones se pueden ver afectadas por el impacto contra el suelo. En cambio el yoga, como se hace de forma gradual, la elasticidad y flexibilidad de los músculos se va consiguiendo poco a poco, por lo que el riesgo a sufrir una lesión se reduce al mínimo. Esto convierte al yoga en un ejercicio perfecto para diferentes estados físicos.

Puedes hacerlo en cualquier lugar

No existe un sitio perfecto para practicar yoga, lo mejor es que encuentres el tuyo, donde te sientas cómoda y estés tranquila. La playa es un lugar ideal, pero el salón de tu casa también, no tiene ningún tipo de restricción ya que no es necesario un material concreto ni unas condiciones especiales.

Alivia la tensión

Es cierto que todos los deportes ayudan a combatir el estrés, esto se debe a que cuando ejercitamos nuestro cuerpo se liberan endorfinas. Con el yoga pasa lo mismo pero además, combinado con la filosofía de esta disciplina, hará que veas los problemas desde otra perspectiva.

Te ayuda a aclarar la mente

La práctica de yoga puede ayudarte a olvidar los pensamientos que te agobian cada dia durante un tiempo, ya que te ayuda a despejar la cabeza y a centrarte en tu cuerpo. Deja la mente en blanco y preocúpate solo de hacer bien los movimientos y las posturas de yoga. De esta forma lograrás combinar los beneficios de las posturas a nivel físico y de la meditación para liberar la mente de todo lo negativo.