Spa de piernas, ponelas en forma antes del verano

El secreto está en cuidarlas siempre, siguiendo buenos hábitos: hidratación, ejercicios, masajes, dieta y estilo de vida saludable. Te contamos los componentes más efectivos de las cremas y los mejores tratamientos para aumentar su tonicidad.

Con la llegada de las altas temperaturas y los días lindos, nuestras piernas vuelven a cobrar protagonismo. Afortunadamente, hoy en día existen varios recursos y métodos que permiten resolver algunos aspectos que nos preocupan como la celulitis, la flaccidez o la sequedad de la piel.

Hay muchos cuidados para realizar en nuestra propia casa, como las cremas y masajes, y otros, como los tratamientos de gabinete con aparatología que mejoran mucho los resultados.

Pasos fundamentales:

El mayor éxito para combatir la celulitis y favorecer el aspecto de las piernas se puede lograr con un enfoque holístico, es decir, dieta equilibrada, suficiente ejercicio, masajes y tratamientos corporales.

El agua es parte de una dieta saludable, pues contiene minerales y oligoelementos necesarios para el cuerpo, también ayuda a eliminar las toxinas. Una combinación de deportes de resistencia como caminar, andar en bicicleta o natación también puede ser muy eficaz para combatir la celulitis. Existen dos pasos que benefician mucho las piernas y debemos hacer todo el año:

Pulido: es fundamental para la renovación celular. Ayuda a remover y arrastrar las células muertas y otras impurezas de la piel. Lo podemos realizar en la ducha mientras nos bañamos con una esponja vegetal, un guante de crin o con algún producto exfoliante.

Hidratación: es absolutamente necesaria a diario. Se pueden usar cremas o geles reductores, reafirmantes o anticelulíticos, ya que todos estos productos poseen principios humectantes.

En general, se recomienda acompañarla con masajes. Si se hacen en gabinete se recomiendan los circulatorios (favorecen el retorno venoso), drenantes (aceleran la eliminación de líquidos), anticelulíticos, reductores, modeladores o relajantes, según las necesidades de cada persona.

El uso de crema corporal es fundamental para mantener el equilibrio celular y mejorar el nivel de hidratación de la piel, dejándola suave y elástica.

Para utilizar una crema corporal de manera correcta debe aplicarse al salir de la ducha o luego de bañarnos, lo que permite una mejor absorción de los componentes ya que nuestros poros están abiertos. Debe ponerse de manera ascendente para favorecer la circulación; y al secarnos, hacerlo sin frotar la piel para evitar dañarla”, recomienda la doctora Clara Hernández Gazcón, médica dermatóloga. Si usamos aceites, la piel debe estar húmeda para favorecer la absorción.

El uso de cremas:

Si somos constantes, este tipo de cosméticos mejoran la textura cutánea y disminuyen el aspecto de la piel de naranja, pero no ayudarán a experimentar una importante pérdida de volumen”, aclara la Dra. Johanna Furlan, médica cirujana especialista en medicina estética, MN 122.975.

¿Cuáles son los componentes más efectivos? Existen multitud de sustancias que actúan sobre el tejido graso, el conjuntivo (que sirve de soporte a diferentes estructuras del cuerpo) y la microcirculación. Furlan enumera las siguientes:

Sustancias con efecto lipolítico, que disuelven grasas: metilxantinas (aminofilinas, cafeína, teofilina, teobromina); isoproterenol y adrenalina; coenzima A y ácido amino l-carnitina. Extractos vegetales: de cóleo, de sauce, los vegetales de té verde, la garcinia cambogia, el extracto de guaraná

Sustancias que actúan sobre el tejido conjuntivo: centella asiática, silicio, vitamina C, ácido hialurónico, dimetilaminoetanol (DMAE), alfahidroxiácidos (ácido láctico, cítrico, málico, tartárico).

Activadores de la microcirculación: naranja amarga, algas marinas, castaño de Indias, cola de caballo, hiedra, ciprés, pensamiento, pilosela, ruscus aculeatus o salvia, gingko biloba, calcitonina y vitamina E.

Aceites anticelulitis:

Existen de distintos aromas y efectos: hay de jojoba, rosa mosqueta, avellana, macadamia, etc. Por ejemplo, el aceite de abedul estimula el drenaje linfático y la circulación. Su uso regular suaviza, tonifica, reafirma la piel y reduce la apariencia de la celulitis. Sus eficaces principios activos llegan hasta las capas más profundas de la piel.

¿Cómo usarlo? Luego de aplicar un exfoliante y al salir de la ducha, con la piel seca, masajear la piel con el aceite con movimientos circulares en muslos caderas y glúteos.

Hábitos sanos:

La celulitis no siempre entiende de ‘delgados o gordos’, puesto que se puede estar en el peso ideal y tenerla. No obstante, se sabe que la vida sedentaria, dietas ricas en grasas y carbohidratos, el estrés, el abuso del tabaco y del alcohol y algunos medicamentos como antihistamínicos, tratamientos antitiroideos o betabloqueantes también la agravan”, comenta Furlan.

Al ser una cuestión hormonal, tanto la toma de anticonceptivos como el embarazo también puede empeorar la celulitis. En cuanto a la alimentación, es fundamental reducir la ingesta de sal, azúcar, hidratos de carbono, grasas y alcohol, beber suficiente agua, ingerir frutas y verduras, proteínas ligeras (pescado, aves) y practicar deportes. Entre las actividades físicas recomendadas se encuentran:

Natación (en especial el estilo pecho), Patinaje, Yoga, Ciclismo, Gimnasia, Caminatas. Evitar los deportes y actividades de rebote (step, tenis y paddle.

Ejercicios para la circulación:

Siempre hay que dedicar a diario unos 10 a 15 minutos a realizar sencillos movimientos de activación venosa para las piernas, para evitar problemas de várices y circulación. Por ejemplo, andar en puntas de pies, mover los dedos de los pies o apoyarse alternativamente sobre las puntas de los pies y sobre los talones. Entre uno y otro efectuar ligeras sacudidas de las piernas para relajar la musculatura.

Estando acostadas se recomiendan realizar los siguientes ejercicios:

Movimientos de pedaleo. Con las piernas ligeramente elevadas y extendidas, flexionar y estirar sucesivamente los dedos de los pies. Hacer movimientos de tijera con las piernas y mover las piernas en círculos.

Tratamientos de gabinete:

Presoterapia: es una técnica médica utilizada para lograr un drenaje linfático en personas que presentan alteraciones en el sistema circulatorio, generando arañitas vasculares, o edemas. También permite eliminar la celulitis y acumulaciones de grasa. Es indoloro y muy efectivo.

Cooltech: es un método de elección para reducción de grasa localizada, mediante la destrucción de las mismas por congelación generando así un remodelado corporal.

Mesoterapia: tratamiento mínimamente invasivo. Es sumamente efectivo para la nutrición y revitalización de la piel, trabajando en profundidad con la aplicación de vitaminas y activos, mejorando notablemente la textura y calidad de la piel. En el cuerpo se utilizan activos para la mejora de celulitis, de la circulación y también para tratar la adiposidad localizada.

Emtone: “Es el primer y único dispositivo que proporciona simultáneamente energía térmica y mecánica para eliminar todas las principales causas de celulitis y piel flácida de forma eficaz y no invasiva”, afirma la Dra. Cristina Sciales, médica cirujana MN 66.744.

Cómo cuidarlas: Buenas costumbres para aplicar a diario

Evitar la ropa y los pantalones ajustados.

No estar mucho tiempo sentada. Si el trabajo nos lo exige, cada hora levantarse y caminar unos pasos. Ponerse en puntas de pie y bajar rápidamente, en varias repeticiones. Esto produce un movimiento de bombeo que favorece la circulación.

Dormir con las patas de la cama del lado de los pies ligeramente más altas que las de la cabeza.

Evitar los tacos muy altos o chatos, los de 3 o 4 centímetros son los mejores.

Consumir mucha agua y poca sal. No exponer las piernas directamente al sol.

Utilizar autobronceante para darles color.

Utilizar geles reconfortantes que producen sensación de frío.