Dile adiós a la retención de líquidos


Alimentos diuréticos que te harán sentir mejor


Combina estos alimentos en diferentes recetas para lograr unos resultados óptimos para un buen funcionamiento de tu riñón.

Arándanos. Los pigmentos antociánicos que contienen mejorarán tu microcirculación periférica y aliviarán la retención de líquidos. Además, acidifican la orina, lo que hace que sean muy útiles para prevenir infecciones urinarias.

Pimientos. Contienen flavonoides, que tienen un efecto tónico para los vasos sanguíneos. Esto hace que los pimientos tengan propiedades antiedematosas, antivaricosas y antihemorroidales.

Perejil. Además de flavonoides en su composición, el perejil es muy rico en hierro y otros minerales. Destaca su contenido en potasio, lo que convierte a esta especia en una manera ideal para combatir la anemia .

Espárragos. Los espárragos frescos contienen fructosanos y saponina, con efectos diuréticos. También poseen fibra vegetal, con efectos laxantes.

Piña. Contiene bromelina, que es un fermento digestivo. Además de favorecer la digestión, es diurética y rica en vitaminas A, B y C.

Cebollas. Su acción diurética se debe a los fructosanos y a los flavonoides que, además, presentan propiedades antiinflamatorias. Te harán sentirte mucho menos hinchada.

Corteza de limón. La esencia que se obtiene tras someter a infusión tres cortezas en un litro de agua durante quince minutos es antiséptica (previene infecciones), carminativa (para los gases) y diurética. Además, la infusión contendrá citroflavonoides, que mejorarán la permeabilidad de tus vasos sanguíneos.

Hinojo. La raíz del hinojo es diurética. Hierve durante dos minutos 25 gramos en un litro de agua e infusiónalo durante otros diez. Si tomas tres tazas al día notarás una clara mejoría en tu cuerpo rápidamente.

Té. La teína y teofilina que contiene son diuréticas. También contiene polifenoles, que hacen que la acción de la teína sea menos intensa pero más prolongada que la cafeína. Los flavonoides y catequinas del té también mejorarán tu funcionamiento venoso.

Alcaucil. Las hojas de la alcachofa o alcaucil contienen ácidos y flavonoides con acción diurética. Además, la cinarina protegerá tu hígado y te ayudará a disminuir el colesterol. Infusiona 10 gramos durante 15 minutos y toma una taza antes de las comidas para aprovechar sus propiedades al máximo.