¿Hambre entre horas? Apuesta por estos alimentos nutritivos y saciantes


Aposta por estos alimentos para no consumir tanto entre comidas


Manzanas

Comer a diario una manzana ayuda a regular el apetito, ya que es una fruta que aporta buena cantidad de fibra, al tiempo que contribuye a apagar la respuesta del cerebro a querer más comida y que el estómago se sienta pleno. La fibra, además, estabiliza los niveles de azúcar en sangre.

Frutos secos

Un puñado de frutos secos siempre será más sano y nutritivo que una pieza de bollería o un dulce. Contienen grasas saludables que ayudarán a mantener el colesterol a raya. Además, son otra buena fuente de fibra, por lo que prolongarán la saciedad. Es cierto, no obstante, que contienen bastantes calorías, por lo que habrá que limitar su ingesta a un puñado. La cantidad recomendada son seis almendras o nueces naturales.

Salmón

El salmón es un pescado recomendado, por su alto contenido de ácidos grasos Omega 3 y por que aumenta los niveles de leptina, la hormona del apetito.

Lentejas o frijoles

Estas dos legumbres son ricas en almidón resistente, un carbohidrato que pasa por el estómago sin ser digerido y se fermenta en el intestino grueso. Proceso que hace que el cuerpo utilice la grasa almacenada como combustible.

Papas

Las papas cocidas satisfacen más que el arroz o el pan. Solo hay que intentar no añadir calorías extra con aceite o salsas. Puedes consumirlas al vapor, en forma de puré o al horno.

Avena

Es uno de los cereales más completos y para mantenerse satisfecho por más tiempo. Ayuda a la absorción de carbohidratos y a mantener el colesterol en niveles normales. Contiene fibra, carbohidratos con almidón, vitaminas, minerales y grasas saludables.

Verduras

Si tienes hambre, nada mejor que recurrir a las verduras. En verano, puedes prepararte una ensalada con todas las verduras que desees, o bien ya más en invierno, un plato de verdura hervida o verduritas a la plancha con un mínimo de aceite. Saciarán tu apetito y contribuirán a mantener la línea.

Si bien el agua no es un alimento, en algunas ocasiones puede ayudar a evitar algunos antojos, además muchas veces confundimos el hambre con la sed. Es importante que el agua no esté muy fría ya que puede enfriar el sistema digestivo y dificultar la digestión de los alimentos. Nada mejor que tener siempre agua a mano para beber en todo momento.

Infusiones saciantes

Más allá de las infusiones tradicionales, el café verde está últimamente ganando adeptos. Está asociado a múltiples beneficios entre los que destacan el ser diurético, antioxidante, energizante, y termogénico.

El café verde contiene ácido clorogénico, un compuesto que absorbe nuestra glucosa, carbohidratos y grasas. Beberlo con frecuencia reduce nuestras calorías, transformando la grasa en energía. Su efecto saciante evitará asimismo las tentaciones entre horas.