Qué consumir para cuidar el hígado

1. Las alcachofas limpian tu hígado
De sabor amargo, contribuyen a la limpieza y desintoxicación del hígado. Son ricas en silimarina, un antioxidante que también está en el boldo, la planta reina para el cuidado del hígado.

2. Pickles de rábano, fermentados beneficiosos
La fermentación aporta a los encurtidos un sabor ácido y bacterias buenas para la flora intestinal. El sabor ácido, según la medicina tradicional china, se asocia también al cuidado del hígado.

3. El brócoli es una crucífera muy recomendable
Esta crucífera es una de las verduras más recomendadas para la salud hepática porque es rica en azufre, imprescindible en la segunda fase de detoxificación del hígado.

4. Puerro, rico en compuestos azufrados
Junto con los ajos y las cebollas, el puerro es también rico en compuestos azufrados que ayudan a que el hígado funcione a la perfección.

5. Los garbanzos aportan aminoácidos
Necesitamos aminoácidos para formar enzimas que intervienen en el metabolismo de limpieza hepática. ¡No nos los podemos olvidar! Y los garbanzos, como otras legumbres, son una gran fuente de aminoácidos.

6. Germinados de rábano o brócoli: vitaminas, minerales y enzimas
Los germinados están repletos de vitaminas y minerales biodisponibles, además de sumar enzimas a la dieta. Tanto unos como otros aportan sustancias necesarias para el hígado.

7. Espárragos, para eliminar tóxicos por la orina
Ricos en agua y azufre, favorecen la eliminación de tóxicos por la orina y la formación de aminoácidos azufrados necesarios en el proceso de limpieza.

8. El nabo favorece la función renal
Según la medicina tradicional china es una de las hortalizas indispensables para la correcta eliminación a través de la orina de toxinas producidas en el hígado, ya que es una raíz con mucha agua y favorece la función renal.

9. Manzana, rica en antioxidantes y en pectina
No solo es rica en antioxidantes, necesarios para neutralizar los radicales libres que se forman en la primera fase de desintoxicación. También lo es en pectina, una fibra soluble que favorece el tránsito intestinal y la eliminación de sustancias a través de las heces.

10. Pepino: diurético e hidratante
Es otro alimento rico en agua y minerales que favorecen la excreción de tóxicos a través de la orina. Resulta diurético y laxante. Además, es muy hidratante y bajo en calorías.