12 señales para saber si ya no estás enamorada

Si llevas mucho tiempo con tu chico y crees que cada día te alejas un poco más de él, tal vez te venga bien descubrir algunos indicativos de que tu relación no está funcionando tan bien como te gustaría. Si realmente te importa esa relación y de verdad amas a tu pareja, no hay que dejarlo pasar, ¡tenés que luchar para solucionarlo!

Lo primero es hacer caso a estas 12 señales para saber si ya no estás enamorada para que aprendas a identificarlas y puedas poner remedio antes de que sea demasiado tarde. ¿Te sucederá a ti también? Si cada vez que te sientes más lejos de él, no te apetece pasar tiempo a su lado o no piensas en él cuando ves películas de amor o escuchas canciones románticas es una señal de que algo no va bien…

1. Te molestan cosas de él que antes ni te planteabas

Cuando se acaba el amor, te molestan de él cosas tan simples como su forma de tragar, los ruidos que hace cuando duerme, sus expresiones al hablar o su modo de vestir. Si no eres capaz de quererle tal cual es él y él a ti tampoco, puede que sea el fin del enamoramiento y una señal que te ayuda a saber si ya no amas a tu pareja.

2. No quieres hacer planes a largo plazo

De repente te sorprendes pensando en cosas que hacer a corto plazo. Piensas en las vacaciones del año siguiente y no quieres atar tus planes comprando ya los billetes para el avión o reservando alguna casa en un destino de vacaciones. O tal vez lo haces pero empiezas a plantearte planes de cancelación gratuita. Si ya no notas ese compromiso que tenías hacia él hace un tiempo, o viceversa, es probable que las cosas no vayan muy bien entre vosotros. Y es que antes te morirías por visitar a su lado los lugares más románticos del mundo y ahora, simplemente, no te hace ilusión…

3. Eres cada vez más celosa o no eres celosa en absoluto

En este caso, no es buena la falta ni el exceso de celos. Si te habla de alguna compañera nueva de su trabajo y a ti te da exactamente igual o incluso piensas que no te importaría demasiado enterarte de que ha pasado algo entre ellos, es que ya no te importa mucho la relación. Y, si por el contrario, te sientes como una paranoica pensando a cada momento que te está engañando, es probable que sea porque has perdido la confianza en él. Algo de difícil solución…

4. Decís “te quiero” por costumbre

Por Whatsapp, por teléfono, cuando se ven, cuando se despiden… Decir “te quiero” en una relación no debe ser algo aislado pero tampoco algo que se diga a cada momento. Tiene que ser una frase mágica que sientas de verdad cuando la digas. Si lo dices con un tono monótono y sin querer decirlo realmente, sino un poco por obligación, es que tal vez ya no le quieres tanto como antes y debes plantearte si sigues enamorada de él. Y es que por formas de decir “te quiero” de manera original no será…

5. Sientes que ya no hay forma de que te sorprenda

Parece que ya se dijeron todo y saben todo el uno del otro. Siempre vas a los mismos restaurantes, pasean por las mismas calles y hacen los mismos planes… Pero hay una parte positiva en este punto: ¡está en tu mano cambiarlo! Podés hacer muchos planes diferentes, simplemente tienen que procurar sorprenderse el uno al otro, que cada uno organice, por ejemplo, un plan distinto cada fin de semana.

6. Le rehuyes

¿Siempre tienes algo que hacer que no sea quedar con él? Si tu agenda de repente está repleta de horas en el gimnasio, clases para cien cursos distintos, planes con tus amigas, visitas familiares u otro tipo de eventos y sientes que ya no hay tiempo para él en tu vida, plantéate que esta puede ser otra de las señales que te ayudarán a despejar tus dudas sobre si amas a tu pareja.

7. No se dan caprichos

¿Regalos? ¿Sorpresas? ¿Escapadas? ¿Invitaciones a cenar? Si no recuerdas qué era ninguna de estas cosas, plantéate si estáis bien juntos o se está terminando la pasión.

8. No hablas de tu novio a los demás

Si en una reunión con desconocidos o en una cena de empresa alguien te pregunta si tienes pareja y tú rehuyes contestar, es por algo. Piénsalo bien, antes estabas mucho más orgullosa de la relación.

9. Empiezas a pensar en otros

Vas en el metro o en el autobús y de repente empiezas a cruzarte miradas con otro chico, o alguien se te presenta en un pub y tú  tonteas con él aunque sepas que no va a pasar nada… Esos pequeños detalles suponen que mientras antes solo tenías ojos para él, ahora ya no estás tan pendiente.

10. Hacen el amor sin ganas

Si lo haces porque crees que lo tienes que hacer (ya que son una pareja), pero no porque realmente te apetezca hacerlo, es que hay un problema en su relación. ¡Habla con él lo antes posible de ello! Si es una cuestión de monotonía, prueba a variar de postura.

11. Sientes remordimientos por todo

Si te provoca remordimientos mirar a otros chicos y pensar cómo sería estar con ellos; si escondes a tu pareja esa conversación por Whatsapp que tienes con tu ex o con algún compañero de trabajo; si no paras de preocuparte pensando si él estaría muy mal si le dejas… Es probable que sea porque, inevitablemente, te sientes culpable por haberle dejado de amar.

12. No paras de pensar cómo sería tú vida sin él

Pero si a pesar de los remordimientos, cada vez más te planteas una vida sin él, piensas cómo le dirías que quieres dejarlo, te imaginas en un futuro sin él a tu lado o no te sientes feliz pasando tiempo con él, tienes que asumir que ya no estás enamorada de él. Lo mejor es que hablen, le dejes claro que ya no sientes lo mismo y tomen una decisión: luchar por recuperar el amor o pasar página. Sé fiel a tus sentimientos, confía en ti misma y todo irá bien.