Todo lo que queres saber sobre el sexo tántrico


Te contamos todo sobre el sexo tántrico


Siempre hemos escuchado muchos rumores sobre el sexo tántrico: relaciones que duran hasta horas, masajes sexuales que controlan nuestra mente y, por supuesto, orgasmos increíbles a los que llegamos mediante técnicas de meditación. A pesar de todo lo que se dice, muchas veces es inevitable preguntarse… ¿Es cierto que se consigue todo esto con el sexo tántrico?

El secreto del sexo tántrico reside en una serie de técnicas para prolongar el éxtasis sexual y mejorar los niveles de satisfacción. Pero vamos a la parte práctica: el foco no está en ti. El Tantra cree que para llegar al clímax de excitación sexual de forma natural, el centro debe ser el interior de tus deseos sexuales.

Mantén el contacto visual con tu pareja

¡Que no te de vergüenza! Mirarse mutuamente mientras están en la cama puede llevaros a experiencias sexuales de lo más intensas. Uno de las formas más rápidas para aumentar su placer sexual es mirar a tu pareja a los ojos. Intenta descifrar qué siente, captando cada detalle que lo hace especial.

Sé consciente de tus sensaciones

El Tantra no solo mejora la parte física de tus relaciones. Es un impulso a la experiencia emocional y sensorial que significa que debes saborear, tocar, ver, oler y escuchar.

Experimenta un orgasmo con todo tu cuerpo

¿Un orgasmo con todo tu cuerpo? Suena extraño pero hay una manera de conseguir que todas las partes de tu cuerpo se exciten. Una de las formas de conseguir este tipo de orgasmo es practicar para construir una energía erótica que os mantenga cerca del clímax y dejar que después se desvanezca poco a poco.

Puedes mantener a tu pareja en ese punto cercano al orgasmo. Por ejemplo, con tus palabras, pero nunca dejes que llegue completamente a él. Cuando finalmente alcancen el orgasmo, sentirás fuertes y placenteras contracciones en diferentes partes de sus cuerpos.

El sexo tántrico es un medio para llegar al orgasmo de la mejor manera posible. De hecho, el proceso completo requiere que te concentres en el trayecto y dejes de pensar en el final del camino para conseguir un nivel más alto de satisfacción en tu relación.