Yoga para parejas, ideal para fortalecer la relación


¿Cómo se practica el yoga en pareja?


La práctica conjunta de yoga tiene numerables beneficios para el cuerpo y la mente. Puede servir como una especie de mini ‘retiro’ o ‘taller’ para fortalecer una relación, por lo que, en lugar de ir a una clase y practicar uno al lado del otro, el yoga en pareja requiere que ambas personas realmente se presten atención mutuamente en el momento y trabajen juntas hacia objetivos comunes.

Beneficios

Conexión

El yoga te permite estar más conectado con tu yo interior. A medida que realizas tus movimientos debes prestar mucha atención a tu respiración y a tu posición actual. Tu estado mental debe estar muy centrado. Cuando puedas hacer esta conexión dentro de tu propio cuerpo, podrás conectarte mejor con tu pareja.

Contacto físico

Para realizar los ejercicios hay que estar compenetrados y concentrados en los cuerpos para hacer diferentes posturas. Ese contacto nos hace entender el propio cuerpo y el del otro, teniendo una conexión a nivel físico. El cuerpo se mueve con mucha libertad y naturalidad y ese contacto físico se realiza en un estado de relajación mental especial. Algo que nos va a conectar con el otro ser en cuerpo y alma.

Confianza

El yoga en pareja implica realizar una serie de poses, lo que significa que la confianza debe ser absoluta. En varios ejercicios los participantes podrían perder el control sobre algunos de los movimientos. Cuando se practica en pareja, la confianza en la capacidad del otro para ejecutar los diversos movimientos es absoluta. Como los cuerpos deben funcionar en completa unidad, esto fortalece la relación.

Conclusión

El yoga es una disciplina que trae muchos beneficios a nivel individual, estos beneficios necesariamente tendrán un impacto positivo en la relación de pareja y en las relaciones en general. Es una disciplina sin limitaciones, cualquiera puede practicar esta actividad. Sin importar la edad y el estado físico.